Home

Intervención investiga las cuentas del IVAM durante la etapa de Consuelo Císcar

http://www.valenciaplaza.com/ver/147472/investigacion-cuentas-ciscar-ivam.html

La Intervención de la Generalitat Valenciana ha abierto una investigación sobre la gestión económica en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) durante la época de Consuelo Císcar. La comisión de asuntos económicos de la Conselleria de Hacienda acordó hace unos meses la realización de esta investigación que está en marcha en estos momentos, según ha podido confirmar este periódico. El informe podría estar concluido dentro de un par de meses, siempre según las fuentes consultadas.

La Intervención de la Generalitat ha realizado hasta la fecha dos informes que han revelado importantes irregularidades en la gestión de empresas públicas o financiadas con dinero público. El primero fue el de Feria Valencia, que Hacienda encargó tras obligarle el Banco de España a contabilizar como propia la deuda de la institución ferial. Aquel informe, que adelantó en su día ValenciaPlaza.com, develó sobrecoges multimillonarias en las obras de ampliación del recinto ferial que ya están en manos de la Fiscalía.

El otro informe que ya está en manos de la justicia fue el que realizó la Intervención sobre la gestión en el Palau de les Arts. Este trabajo de investigación sobre el uso del dinero público en la ópera se encargó a la Intervención después de que un extrabajador de la empresa pública, entregara a la justicia el conocido como Informe Diógenes, en el que relataba prácticas irregulares en la gestión del recinto operístico. El informe de la Intervención de la Generalitat denuncia actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico en materia de contrataciones.

En el caso del IVAM, las fuentes consultadas adelantan que los interventores han encontrado manifiestas irregularidades contables. Así, si bien desde la Conselleria de Cultura no quisieron especular sobre el resultado de la investigación, si la investigación descubre indicios de delito se remitirá a su vez a la Fiscalía, tal y como es preceptivo, para que se inicie el consiguiente proceso judicial.

El informe, según explicaron estas fuentes, fue encargado cuando Virginia Jiménez fue directora provisional del IVAM, durante el intervalo de tiempo entre la destitución de Císcar y la elección de José Miguel G. Cortés mediante concurso. La investigación tiene como fin resolver las dudas que existen ante la contabilidad presentada por Císcar, quien fue destituida de su cargo unas semanas antes de la condena de su esposo, el ex conseller Rafael Blasco, por el caso Cooperación.

Virginia Jiménez señala a la persona de confianza de Císcar, Juan Carlos Lledó, en presencia de ella.

La gestión de Consuelo Císcar durante la década que ha estado al frente del museo ha sido muy cuestionada desde diferentes sectores. Los 2,3 millones de euros que se pagaron por siete esculturas de Gerardo Rueda, cuyo valor es más que cuestionable ya que son reproducciones de bocetos (un catedrático aseguraba este jueves que valían sólo el material con el que estaban hechas), las adquisiciones de fotografías al presunto delincuente Gao Ping al como mínimo doble de su valor real, las contrataciones con artistas residentes en las islas Caimán, así como la valoración de algunas compras, han sido puestas en solfa por asociaciones de críticos, artistas y representantes de la oposición.

Exposiciones en Roma pagadas por el IVAM con obra de Rueda, viajes a la Patagonia argentina, a China, contrataciones irregulares, los gastos se han sucedido sin apenas control. La contabilidad del instituto ha sido uno de los secretos más opacos de la administración valenciana, hasta el punto que las asociaciones de artistas y críticos emitieron un comunicado conjunto el pasado mes de septiembre reclamando una auditoría a las cuentas del instituto. Al final no ha sido una auditoría, sino una investigación de la Intervención de la Generalitat.

Tras la marcha de Císcar, la consellera de Cultura, María José Català, no ha mantenido ninguna de las propuestas de la ex directora. Entre las decisiones adoptadas por la consellera destaca la de dejar en suspenso todas las exposiciones comprometidas por Císcar para 2015 y 2016, atendiendo a la petición realizada por la asociación de críticos de Valencia. El consejo rector del IVAM, en el último pleno al que asistió Císcar, escuchó su propuesta de calendario de actividades y decidió no aprobar dicha programación, sino dejarlo al arbitrio del nuevo director.

Así fue como Cortés, al poco de tomar posesión de su cargo, decidió cancelar prácticamente toda la programación diseñada por su antecesora. Entre las cancelaciones se encontraba una exposición, Ciudad global, ciudad surreal, cuyo presupuesto rondaba entre 250.000 y 300.000 euros, “una cifra absolutamente fuera de lugar e inmoral desde todos los puntos de vista”, según la describió Cortés en su momento.

Igualmente, desde la Conselleria de Cultura se ha optado por paralizar algunas de las compras realizadas a última hora por parte de Císcar y su equipo. Según les consta a fuentes de la asociación de críticos de Valencia, los pagos por las obras de al menos dos creadores valencianos han sido congelados por orden expresa del departamento de Català. No se han dado explicaciones a esta paralización.