Home

Con respecto al comunicado “¿Profesionalización o precarización?”

El pasado mes de Agosto AVVAC publicó en esta misma página un artículo titulado “¿profesionalización o precarización?”, al hilo de la entonces reciente exposición en el Centre del Carme de Valencia, titulada PAMPAM!, artículo en el que se expresaba el desacuerdo de AVVAC con el modo en que se había gestionado la participación de los artistas en dicha exposición. Al tratarse de un proyecto en el que estaba implicada la Facultad de Bellas Artes y tras el malestar que generó dicho artículo entre los responsables docentes, que así lo han comunicado a AVVAC, nos vemos movidos a escribir una nota aclaratoria al respecto, con el objetivo de diluir posibles malentendidos y también de iniciar un proceso abierto de debate, en el que invitamos a publicar en este mismo medio las opiniones de las partes implicadas, tanto docentes como miembros del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana.

Desde hace algunos años la Facultad de Bellas Artes de Valencia está dando muestras de una firme voluntad de integración en el tejido artístico valenciano, lo cual se hace patente en eventos organizados desde diversos Masters, en los que se organizan actividades expositivas, formativas y de debate que integran a diversos actores del tejido artístico profesional tanto a nivel regional como nacional. Este movimiento, absolutamente positivo en un contexto en el que se hace necesaria una mayor permeabilidad entre instituciones y profesionales del mundo del arte, marca una dirección que desde AVVAC creemos determinante para el futuro desarrollo tanto del alumnado como del profesorado, así como para la práctica artística en el contexto valenciano, que de este modo se ve sin duda enriquecido por las sinergias que estas formas de entender la investigación y la docencia propician de manera explícita. Desde AVVAC  animamos a la Facultad de Bellas Artes a seguir con este doble movimiento de integración, tanto de la Facultad en su contexto inmediato como de los profesionales de las artes visuales en el entorno de la Facultad, que sin duda repercute en un mayor dinamismo y cohesión del sector de las artes visuales, en el que todos, artistas, críticos, comisarios, mediadores culturales, docentes y responsables políticos jugamos un papel determinante e insustituible.

Es por esto que lamentamos que quizá haya podido tomarse un artículo que únicamente iba dirigido a una actividad puntual, la exposición referida, como una crítica en bloque hacia toda la Facultad y sus docentes. Al contrario, reiteramos nuestro apoyo a las mencionadas políticas de acercamiento de la Facultad al sector y viceversa, que creemos que no pueden seguir sino en una intensificación de las mismas si queremos construir entre todos un tejido artístico en constante fortalecimiento y dinamización.

En realidad, el detonante del artículo que publicó AVVAC no fue otra cosa que haber calificado la muestra como “experiencia de profesionalización”, lo que a todas luces nos parece incompleto, si tenemos en cuenta lo que el sector entiende como buenas prácticas profesionales. Profesionalización, como ya se ha explicado en otras ocasiones, significa garantizar el respeto a los derechos de autor, la formalización de un contrato por escrito y la remuneración por el trabajo realizado, y la exposición mencionada adolecía de cumplir con al menos las dos últimas de estas tres demandas que el sector considera básicas para el ejercicio profesional. Ciertamente el tono del escrito podría haber sido más diplomático, y nos disculpamos por ello, pero no podemos ceder un ápice en nuestra defensa de estas tres demandas, ya que es uno de los pilares básicos para construir un entorno profesional sano y respetuoso con todos sus integrantes.

También es cierto que la responsabilidad que las instituciones valencianas como Consorcio de Museos o el IVAM tienen para con el sector y eluden frecuentemente, a saber, el reconocimiento profesional de los artistas y el apoyo a la sostenibilidad del tejido artístico, es un horizonte hacia el que AVVAC y la Facultad de Bellas Artes deberían caminar juntos, entendiendo las fricciones más como una oportunidad para el debate que como una fuente de disputas improductivas. Es por eso que queremos remarcar que hasta la fecha nuestra relación con la Facultad ha sido enormemente constructiva y que por nuestra parte estamos dispuestos a seguir animando a la Facultad a seguir construyendo vías para intensificar sus relaciones con el entorno de la ciudad, formando redes con el resto de integrantes del ecosistema del arte.