Home

DIGNIDAD PARA EL ARTE CONTEMPORÁNEO EN ALICANTE /

Comunicado conjunto de las asociaciones (AVVAC y AVCA)

ARTISTES VISUALS DE VALÈNCIA, ALACANT Y CASTELLÓ / ASOCIACIÓN VALENCIANA DE CRÍTICOS DE ARTE 

Desde la Asociación Valenciana de Críticos de Arte -AVCA- y en relación a la noticia aparecida en prensa sobre el proyecto expositivo “Arte último. 21 días”, promovido desde el Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Alicante y que se ha programado para los tres próximos años en la Sala Municipal de Exposiciones “Lonja del Pescado”, queremos manifestar nuestra disconformidad con las formas con las que va a desarrollarse el mencionado programa. Según denuncia uno de los artistas que iba a formar parte en el ciclo, es el propio artista el que tiene que costear la producción de su obra, que debe ser la más reciente, sin que reciba remuneración alguna en concepto de producción o de exposición. Entendemos que este tipo de actuaciones reflejan una falta de valoración del trabajo del artista por parte de la institución. Como señala AVVAC, la asociación de artistas visuales, resulta innecesario recordar que las premisas habituales  en cualquier relación profesional y los procesos fundamentales de nuestro sistema jurídico, mercantil y laboral son: la relación contractual por escrito y la remuneración por el trabajo realizado. Desafortunadamente, el Ayuntamiento de Alicante no parece pensar de este modo.

La asociación de críticos de arte también quiere manifestar su discrepancia con el método de selección de los artistas. Ha sido fruto de unos criterios totalmente arbitrarios por parte de los organizadores del ciclo, lo que no contribuye a la profesionalización del sector de las Artes Visuales en la provincia. En ningún momento el Ayuntamiento de Alicante ha abierto la puerta al asesoramiento, participación o colaboración de los profesionales del comisariado y la crítica de arte, agrupados mayoritariamente en AVCA, una asociación muy implantada en Alicante y que, desde 1980, está comprometida con el fomento de la investigación y difusión artística, así como con la defensa de la ética profesional y la aplicación del Código de Buenas Prácticas en el ejercicio de la profesión en todos los ámbitos artísticos.

Así mismo, desde AVVAC, se vienen defendiendo tres principios básicos en la defensa de la normalización sociolaboral de los artistas: el respeto a los derechos de autor, el uso del contrato por escrito y la remuneración al artista por el trabajo realizado. Los cuales constituyen la base del reconocimiento profesional del artista y resultan fundamentales para progresar en una relación profesional justa, equilibrada y satisfactoria entre todas las partes implicadas en un proyecto de creación, exhibición y difusión artística.

Las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales contemporáneas y signatarias de esta carta, en el desarrollo de su labor de protección de las artes, la cultura y el pensamiento, vienen observando con creciente preocupación el debilitamiento del tejido creativo en la Comunidad Valenciana. Ante la complicada situación, creemos que es el momento de trabajar en la elaboración de programas que propongan soluciones eficaces en forma de ayuda estructural a la creación. Las instituciones deben intervenir y garantizar la investigación, el desarrollo y la innovación en las artes visuales para que sea posible la competencia de nuestros artistas en igualdad de oportunidades con otros creadores europeos. La base para conseguir estos objetivos es algo tan sencillo como el respeto a la profesionalidad de los creadores expresada en la justa remuneración por su trabajo, ofreciendo así a los profesionales del arte algo de las garantías sociales y laborales que reconocemos a los demás trabajadores.

Las asociaciones profesionales de las artes visuales en la Comunidad Valenciana hemos solicitado en repetidas ocasiones, en los dos últimos años, la posibilidad de mantener una reunión con el Concejal de Cultura de Alicante para poder tratar estos asuntos y otros que preocupan y afectan al sector del arte en Alicante, pues las carencias en las políticas culturales de la ciudad y la falta de la debida valoración y respeto por el trabajo de los creadores son previas a la situación de crisis económica que ahora parece servir para justificarlo todo, sin que hayamos sido recibidos ni obtenido respuesta hasta la fecha. Consideramos que la institución pública debe favorecer el diálogo con el sector profesional del arte, como primer paso para aplicar nuevos parámetros de respeto y apoyo a los artistas, críticos, comisarios y galeristas alicantinos en las políticas culturales municipales.