Home

Sobre la situación de la cultura y las artes visuales en España y en la Comunidad Valenciana

Líneas de actuación- Cuestiones generales

Entre otros factores, la ausencia de una política cultural proyectiva, tanto en el ámbito municipal como regional, la falta de una evaluación seria sobre las necesidades del sector, o la escasa participación de los actores culturales en el desarrollo de los programas que les afectan, han generado una creciente precarización del trabajo cultural, por lo que se hace necesario evaluar profundamente la utilidad, el sentido y la función, de las políticas llevadas a cabo hasta ahora, y analizando la situación del sector, trabajar en la elaboración de programas que propongan respuestas o soluciones eficaces ante la complicada situación del sector cultural en nuestra comunidad.

UN NUEVO MODELO DE ACTUACIÓN PÚBLICA

Los cambios devenidos en el concepto mismo de cultura, el lugar que ocupa en la sociedad de conocimiento y las demandas sociales y profesionales al respecto en un momento de crisis económica, demandan un cambio del modelo de actuación pública en el ámbito general de la cultura que podría estar basado en las siguientes ideas:

LA DIMENSIÓN ECONÓMICA DE LA CULTURA

Sin menoscabo de la función social de la cultura, gobiernos y administraciones deberán tener en cuenta su potencial económico. La cultura contribuye a la economía generando renta y empleo (no sólo de artistas interpretes o creadores, sino también de electricistas, carpinteros, transportistas gestores…) y adicionalmente a través del fomento del turismo la regeneración urbana, etc.  La actual crisis económica supone una doble crisis para el ámbito de la cultura al sumarse a la crisis general la que se deriva de la percepción de esta como un lujo prescindible o una actividad secundaria. No se pueden aceptar alegremente recortes presupuestarios como sino generaran paro y precariedad. Una parte importante de los sectores económicos están recibiendo ayudas públicas para paliar la crisis, mientras el ámbito de la cultura se está quedando marginado en este aspecto.  En una economía moderna basada en el conocimiento y la creatividad el dinero destinado a educación, investigación, pensamiento y arte no es una gasto si no una inversión.

INTERACCIÓN

Es necesaria la imbricación entre las políticas culturales y las demás políticas públicas –sociales, económicas, educativas, ambientales y urbanísticas. La política cultural debe trascender sus departamentos específicos; se hace imprescindible buscar espacios de cooperación y colaboración con otros departamentos. Son necesarios planes empresariales ligados la desarrollo de las industrias culturales, la colaboración con Educación, Turismo, Industria, Hacienda y Universidades. Así como una vinculación explícita de la política cultural a la cohesión social. Esta interacción de la política cultural con otras políticas debe ser una idea básica que genere estrategias y planes y un aumento significativo de los recursos destinados a cultura.

RED

Hay que promover la coordinación entre las políticas culturales de los gobiernos locales, provinciales, autonómicos, estatales e internacionales, y entre las iniciativas del ámbito público y privado.

EQUILIBRIO ENTRE INTERÉS PÚBLICO Y PRIVADO

Una excesiva institucionalización, o la excesiva prevalencia del mercado como único asignador de recursos culturales, comporta riesgos y obstaculiza el desarrollo dinámico de los sistemas culturales.

Es necesario garantizar la financiación pública de la cultura mediante todos los instrumentos útiles. Financiación directa de programas y servicios públicos; apoyo a actividades de iniciativa privada a través de subvenciones; y modelos nuevos tales cómo microcréditos, fondos de riesgo, etc. Igualmente, cabe contemplar el establecimiento de sistemas legales que faciliten incentivos fiscales a las empresas que inviertan en la cultura, siempre teniendo en cuenta el respeto al interés público.

EQUILIBRIO ENTRE EXCELENCIA Y PROXIMIDAD

Realizar un esfuerzo en la comunicación y pedagogía de la cultura dotándole de equipamientos de proximidad, facilitando la circulación de productos culturales y garantizando unos precios públicos. Es imprescindible llevar a cabo estrategias vinculadas a la educación.

PROFESIONALIZACIÓN DE LOS ARTISTAS

Respetar y garantizar los derechos morales de los autores y de los artistas y su justa remuneración.

NUEVOS MODELOS DE GESTIÓN (AUTONOMÍA Y DEMOCRACIA)

Nuevos criterios de intervención basados en la concertación tanto con las administraciones locales como con los sectores culturales y la ciudadanía; en el respeto a la gestión independiente autónoma y democrática; y a la transparencia contable. “Cómo” se gobierna es tan importante como la propia actuación en sí. La Administración debe adaptarse a los ritmos productivos del sector, diversificando las tipologías de ayuda, ampliando la periodicidad de presentación de las solicitudes y flexibilizando las normativas. Debe diseñar políticas que favorezcan las potencialidades de creación, las necesidades de producción, las posibilidades de difusión y proyección, la consolidación de estructuras, la captación de mercados y la creación de nuevos públicos.

NUEVOS OBJETIVOS

Acabar con la precarización del trabajo cultural

Fomentar la producción, la reflexión, la experimentación, y la difusión e internacionalización generando estructuras estables de apoyo a la creación cultural.

Apoyo de las iniciativas ciudadanas relacionadas con la cultura popular, tales como festivales, encuentros y otras iniciativas destinadas a la cohesión y redefinición de los barrios. Favoreciendo de este modo el carácter público y colectivo de la cultura y fomentando el contacto de los ciudadanos en todas aquellas manifestaciones que facilitan la convivencia.

HACIA NUEVAS FORMAS DE GESTIÓN

La encuesta en la que se definían las tendencias hacia las que evolucionaba la política cultural en el ámbito europeo –Cultural policy versus Civil Society in Contemporary Europe–. revelaba una evolución en los procesos de gestión basada, fundamentalmente, en una mayor participación de la sociedad civil. Esta participación se traducía en una tendencia hacia la delegación progresiva de la gestión directa de los recursos asignados a la cultura en favor de la ciudadanía; algo que permitiría la optimización de los fondos públicos. El estudio antes citado terminaba convocando al desarrollo de la sociedad civil a través de vínculos horizontales, no jerárquicos entre organizaciones culturales públicas y privadas que favorecieran una pluralidad de voces y discursos. Algunos pasos fundamentales en esta línea serían:

DESARROLLO DE LA INICIATIVA AUTÓNOMA DE LOS CIUDADANOS

La iniciativa ciudadana desarrollada individualmente o a través de entidades y movimientos sociales es la base de la libertad cultural. Es necesario implementar los instrumentos apropiados para garantizar la participación democrática de los ciudadanos en la formulación, el ejercicio y la evaluación de las políticas públicas de cultura.

CONSEJO DE CULTURA EJECUTIVO

Un consejo de cultura es una instancia pública dedicada a los temas culturales. En el consejo de cultura deben participar los agentes culturales, en su diversidad, tanto sectorial (patrimonio, artes, bibliotecas…), su dimensión (agentes grandes o iniciativas pequeñas), su adscripción (pública, privada, asociativa…) u otras variables. Normalmente el consejo debate y emite opiniones, sobre los temas culturales más relevantes. Debiera estar entre sus atribuciones la elaboración de un plan estratégico de la cultura y la asignación de recursos.

GESTIÓN DEMOCRÁTICA Y LA AUTONOMÍA DE LOS CENTROS Y ESPACIOS

Las buenas prácticas culturales, ya introducidas por algunas administraciones públicas españolas, han probado en otros países su pertinencia como una garantía más –nunca perfecta– de la neutralidad del gestor de los fondos públicos y de la autonomía del creador, así como de la optimización de las inversiones.

PROCESO DE ELABORACIÓN DE NUEVOS OBJETIVOS

Aunque se han apuntado anteriormente algunos nuevos objetivos propuestos a partir de la situación directamente observable del entramado cultural. Los pasos fundamentales en la definición de los nuevos objetivos serían

EVALUACIÓN

Estudio o diagnosis de la situación actual del sector cultural. Este estudio es previo al desarrollo de un plan estratégico. Posteriormente es necesario promover formas de “evaluación deI impacto cultural” mediante indicadores consensuados para considerar, con carácter preceptivo, las iniciativas públicas o privadas que impliquen cambios significativos en la vida cultural.

PLAN o PROYECTO

El desarrollo de una estrategia cultural local debe ser el resultado de un proceso de debate, redacción y aprobación de un documento, sobre las prioridades en cultura, realizado por todos los agentes culturales de un territorio en diálogo con la ciudadanía y la administración pública. La estrategia cultural debe materializarse, en un documento, debatido y aprobado por  la administración con la inclusión obligada de consejos o comisiones tecnicos y profesionales y con participación ciudadana. El documento constaría de una misión, unos objetivos y unas acciones y debe establecer una corresponsabilidad entre gobierno, agentes culturales y sociedad civil. La estrategia cultural incluye un calendario para la aplicación, y unos indicadores de seguimiento y evaluación de cada objetivo.

ARTES VISUALES

SITUACIÓN ACTUAL

Durante los últimos años los grandes equipamientos, los edificios espectaculares los eventos coyunturales al servicio de la turistización de la cultura han dominado los modelos de actuación en el ámbito de las artes plásticas. Este proyecto se sustentaba en dos ideas básica: la exhibición como única parte del proceso creativo en las artes visuales y la excelencia como ámbito de dedicación. Pero el proceso creativo es algo más que la exhibición de manera que la investigación, la experimentación, la producción, la difusión, la educación y la formación continua han sido las partes perjudicadas en la dedicación de las políticas públicas. En las artes visuales. las ayudas estructurales a la creación y el apoyo decidido al desarrollo de un tejido cultural que por medio de actuaciones generales pero también de micropolíticas y políticas de proximidad posibilite el libre ejercicio profesional en el campo de las artes visuales han sido relegados de las prioridades públicas. Por otra parte la independencia política de las artes, la gestión tecnificada democrática y profesional aparece como el elemento fundamental para potenciar el desarrollo de las artes visuales en la Comunidad Valenciana. Hay que constatar también la inexistencia de la consideración del artista como profesional con lo que muy habitualmente no es retribuido por su trabajo ni se establecen contratos por escrito que definan deberes y derechos en las relaciones laborales entre los artistas y los agentes culturales

OBJETIVOS GENERALES

-Desarrollar una serie de ejes –en base a una evaluación previa de la situación del sector y a un debate entre los sectores profesionales, técnicos y administración– para la definición de una política cultural independiente y para la consolidación de las estructuras del arte contemporáneo en el ámbito de la Comunitat Valenciana.

– Establecer las bases de relación entre los agentes implicados: profesionales del arte y de la gestión cultural, administración autonómica, provincial y local y ámbito privado, mediante una mesa de diálogo del sector con capacidad de decisión.

-Dotar económicamente los recursos aprobados por la mesa de diálogo.

-Crear una red local, provincial, estatal e internacional para el intercambio y un mejor aprovechamiento de los recursos culturales.

-Respetar y garantizar los derechos morales de los autores y de los artistas, la justa remuneración por el trabajo realizado o los servicios prestados y el uso normalizado del contrato por escrito.

-Aplicación de los códigos de buenas prácticas tanto en la gestión de todos los equipamientos culturales existentes –selección del personal directivo y resto de cuestiones relacionadas con el gobierno de la institución– como en el trato profesional con los artistas.

-Implantarlos mecanismos estables, tanto en equipamientos como en programas par el apoyo a la creación.

REDEFINICIÓN DE LOS EQUIPAMIENTOS CULTURALES EXISTENTES

En relación a la-personalidad jurídica propia de cada centro; su autonomía de gestión, un programa de actuación evaluado por un órgano propio de gobierno formado mayoritariamente por profesionales; una dirección artística elegida por concurso público y decidida por un jurado independiente de expertos y la comunicación pública de los proyectos presentados a concurso; un programa público de acción y definición de actividades y una contabilidad transparente. La evaluación de los equipamientos debe basarse en indicadores más variados y complejos que el simple recuento de asistencia

Conselleria de Cultura-Generalitat Valenciana:

  • IVAM-Institut Valencià d’Art Modern
  • Centre del Carme (CMCV)
  • EACC-Espai d’Art Cotemporani de Castelló (CMCV)
  • Sala La Gallera (CMCV)
  • Diputació de València:
  • MUVIM-Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat
  • Sala Parpalló

Diputació d’Alacant:

  • Sala d’Exposicions del Palau Provincial d’Alacant
  • Ajuntament d’Alacant:
  • Llotja del Peix (CMCV)

Ajuntament de València:

  • L’Almodí (CMCV)
  • Museu de la Ciutat (CMCV)
  • Drassanes (CMCV)
  • Sala d’Exposicions de l’Ajuntament
  • Xarxa de biblioteques i sales d’exposició
  • Sala del Tossal

CMCV: Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana

REDES

Creación de una red de entidades que permita vertebrar con coherencia y rigor todos los espacios de las tres provincias atendiendo a los diferentes contextos y objetivos. A nivel autonómico, por ejemplo, el IVAM ha de asumir una centralidad tanto en lo referente a su programación como en su posición dentro de la red.

Promover el trabajo en red, creando vías eficientes de cooperación entre los espacios de difusión y entre ellos y las industrias culturales.

Redes internacionales dirigidas a animar a los representantes de los equipamientos culturales del país a participar en las redes y circuitos internacionales con el fin de facilitar la creación de programas de intercambio, sea a través de coproducciones o proyectos de colaboración.

CENTROS DE PRODUCCIÓN Y CREACIÓN DE NUEVOS ESPACIOS

Atendiendo a la necesidad de creación de mecanismos estables de apoyo a la creación y en el dominio de los equipamientos se considera una prioridad la creación de centros de producción o de recursos. Los centros de recursos son espacios físicos en los que trabajar e investigar; lugares de apoyo a la creación y producción adaptados a las necesidades cada vez más heterogéneas de los creadores actuales, desde la perspectiva de generar e impulsar toda clase de propuestas y que además se adscriban de un modo social, público y comunitario en su entorno.

Un centro de recursos ideal debiera contar con un centros de documentación especializado en arte contemporáneo, salas multimedia, espacios de cesión temporal, talleres de producción y estudios en régimen de cesión, platós y medialab y una estructura profesional de asesoramiento y apoyo a la producción así como una programación interdisciplinar de actividades y cursos monográficos, talleres de formación y seminarios  y un programa de intercambios internacionales y de becas de producción.

DIFUSIÓN Y COMUNICACIÓN DE LAS ARTES VISUALES

Es necesario un esfuerzo en la comunicación y difusión de las artes visuales que las aproximen a todos los públicos y permitan cambiar la percepción mayoritaria de esta actividad como elitista y ensimismada. Urge establecer acuerdos con medios de comunicación de masas para una comunicación correcta y una presencia suficiente de las artes.

Cabe mejorar la distribución de catálogos y publicaciones oficiales

Hay que estudiar la presencia institucional pública y privada en internet y plantear la posibilidad de la creación de un portal de arte que recoja los programas expositivos, las noticias criticas y artículos de pensamiento, directorios de museos artistas y críticos, becas y premios etc

ARTES VISUALES Y EDUCACIÓN

Reforzar la educación artística es una inversión crucial a medio plazo para establecer las condiciones adecuadas para la creación y para la comprensión del arte

La formación artística y visual debe estar presente en todo los niveles de la educación y es necesario impulsar los talleres didácticos de los museos, establecer programas de actividades y talleres en la enseñanza primaria y secundaria, participar en las escuelas de adultos y las universidades populares y dinamizar las relaciones, el diálogo uy la colaboración con la universidad y con los espacios de enseñanzas artísticas aplicadas

EQUILIBRIO ENTRE INTERÉS PÚBLICO Y PRIVADO

Los espacios independientes, las asociaciones y colectivos de creación, las galerías de arte  deberían recibir el reconocimiento institucional y el apoyo suficiente y continuado de la administración. Es necesario en este sentido un programa de ayudas a iniciativas pedagógicas o de formación, o de exhibición y difusión de las artes visuales destinado a las empresas del privado.

Es conveniente proporcionar respaldo a las empresas culturales, en su mayoría pequeñas o medianas, dando facilidades para la creación de empresa y su salida al exterior y diseñado ayudas fiscales.

Se puede mejorar la fiscalidad de las fundaciones y el mecenazgo lo que ensancharía los cauces a la participación privada en la financiación de la cultura. El entorno normativo debe procurar siempre que sean sostenibles las organizaciones culturales y que demuestren programas continuados y estables y su utilidad social.

EQUILIBRIO ENTRE EXCELENCIA Y PROXIMIDAD

Es necesario que la red de espacios expositivos del INJUVE se dote presupuestariamente y se reactive como espacio de exhibición y difusión del arte más joven

Hay que establecer una “politica de barrio” a través de programas interdisciplinares y talleres que acerquen la creación artística a la sociedad, que permitan el uso de pequeños espacios expositivos

Promover ayudas e infraestructuras a asociaciones sin ánimo de lucro y colectivos autogestionados, como pieza fundamental en la escena artística; al ser plataforma de nuevas propuestas artísticas y contenidos, y una herramienta básica de diálogo e intermediación con las sociedad en los barrios en los que se insertan, proporcionando contenidos no sólo culturales, sino también educativos, formativos y sociales.

MICROPOLITICAS, PREMIOS Y BECAS

Programas de becas y ayudas nacionales e internacionales de estudio, formación, producción, difusión, pedagógicos  y de dinamización social sin interés comercial; bolsas de viajes o programas de ayuda a la movilidad, que fomenten la internacionalización de los artistas e investigadores; programas de intercambio y de residencia. Ayudas financieras para el alquiler de estudios y talleres.

MERCADO Y GALERIAS DE ARTE

Estudiar las medidas fiscales que incentiven el precario mercado del arte en la Comunidad Valenciana

Establecer un procedimiento ágil que contemple ayudas a las galerías para la edición de catálogos, publicidad de las exposiciones… así como la promoción de sus artistas en el extranjero.

Participación de las galerías de arte contemporáneo, en todos los actos de las instituciones públicas relacionados con esta actividad así como en las mesas sectoriales, o los órganos de gestión que debatan las políticas que les incumben

IVA CULTURAL

Implicación  del gobierno autónomo y las administraciones públicas  en la demanda al gobierno central del IVA cultural: 4%