Home

La fundación Inspirarte modifica las bases de la convocatoria La Alquería de los Artistas y asumirá gastos de producción a la vez que renuncia a la exigencia de cesión de derechos de explotación

La asociación de Artistas Visuales de Valencia Alicante y Castellón (AVVAC) tras conocer, por su difusión pública, la convocatoria de cuarenta becas de residencia en La Alquería de los Artistas, solicitó una entrevista a la FUNDACIÓN INSPIRARTE –que gestiona dicho proyecto– ante la profunda inquietud producida al observar que que determinados aspectos de la redacción de las bases, especialmente los apartados 9 y 12 (en los que se solicitaba la cesión durante dos años de los derechos de explotación de la obra de los artistas becados), tal y como habían sido publicados, podrían ser lesivos tanto para los derechos económicos del artista –El artista tiene derecho ha participar de una manera justa y equilibrada de las explotaciones económicas que otros hacen de su obra– como para los derechos morales –así como a decidir si su obra ha de ser divulgada y de que forma (artículo 14 TRLPI)–. Y que además no  se contemplaban en ningún apartado aspectos referentes, ni a la remuneración económica del artista, ni al apoyo a la producción artística.

AVVAC quiso poner en conocimiento de la FUNDACIÓN INSPIRARTE que la remuneración económica del artista por el trabajo realizado o por la prestación de servicios en una actividad artística, constituye la base de su reconocimiento profesional y que además es responsabilidad del agente o mediador que acoge u organiza una actividad financiar la totalidad de la producción de obra de nueva creación o asumir los gastos de adaptación de la obra preexistente.

La Fundación Inspirarte  a través de su Directora  Pilar Algarra se entrevistó con Lorenzo Sandoval e Ignacio París, que le comunicarón el desacuerdo de la asociación con los aspectos antes citados de la concocatoria a la vez  que le hicieron entrega del Manual de Buenas practicas profesionales en las artes visuales. El patronato de la Fundación inspirarte  tras tener conocimiento de las demandas de la asociacion de artistas decidió modificar las bases renunciando a solicitar la cesión de los derechos de explotación y asumiendo -previa presentación de un presupuesto– los gastos de producción de la obra que se vaya a realizar durante el periodo de residencia